logo

Tratado de libre comercio entre la UE y EEUU

Tratado de libre comercio entre UE y EEUULa agenda de comercio exterior de la UE es la más ambiciosa de la historia. En un contexto de crisis económica y una fuerte competencia con los mercados emergentes, reducir las barreras arancelarias con Estados Unidos es la mayor baza de la Unión para cambiar las reglas del juego y el principal objetivo de la política comercial exterior, según han defendido varios mandatarios europeos reunidos hoy en Madrid durante el encuentro sobre el Tratado Transatlántico de Inversión y Comercio (TTIP) organizado por la Comisión Europea en Madrid.

“No persegurimos un acuerdo para multinacionales ni para grandes empresas, sino para reducir los costos que afrontan las pymes en el comercio internacional”, ha señalado el ministro de Comercio e Inversión británico, Lord Livingston: “son las pymes las que saldrán más beneficiadas”.

Livingston ha indicado que las pymes se enfrentan a barreras tarifarias de producto que en ocasiones les impiden introducirse en Estados Unidos pese a su capacidad competitiva sin menoscabar la seguridad y protección de los consumidores.

Según estudios de la Fundación Bertelsmann aportadas por el secretario de Estado de Comercio, Jaime Gargía Legaz, el Acuerdo Trasatlántico para el Comercio y la Inversión (TTIP, en su siglas inglesas) supondrá la creación de unos dos millones de puestos de trabajo -de ellos, unos 150.000 en España– y un aumento del la renta per cápita de los europeos del 6,6% a largo plazo.

En pocos años el 90% del crecimiento del PIB mundial estará fuera de la UE, por lo que “si las empresas españolas quieren capturar este crecimiento deben tener capacidad efectiva de acceso a todos los mercados”, ha añadido. Un trabajo muy duro por delante Livingston advierte de que las negociaciones serán un trabajo “duro”, pero debe ser “máxima prioridad comercial para la UE en 2014” por lo que pide alcanzar un acuerdo “ambicioso cuanto antes”.

García-Legaz ha pedido también “impulso político” a los líderes europeos para “vencer las presiones proteccionistas” y fomentar las inversiones extranjeras en España. “No podemos permitir que Asia entre con ventaja en Estados Unidos respecto a Europa”.

Su homólogo en el Reino Unido ha añadido que la firma del tratado supondrá la entrada de más de 100.000 millones anuales en la Unión Europea y será fundamental para el crecimiento del PIB. “Es una oportunidad única para la nueva generación“, ha señalado, parafraseando al Primer Ministro, David Cameron. “la liberación y la apertura de mercados trasatlántica necesitan un firme compromiso”.

Fuente de la noticia: Expansión.com